965 777 752 - 699 021 346 info@solihogar.com

Llega un momento en la vida, en la que son los hijos quienes tienen que tomar decisiones sobre una etapa importante para sus mayores, y es en esa etapa, donde ellos necesitan ayuda y cuidados.

En la mayoría de ocasiones, el trabajo o la rutina nos obligan a pasar demasiado tiempo fuera de casa y hace que la tarea de cuidar de nuestros mayores nosotros mismos sea bastante complicada.

Cuando se nos plantea esta situación, tenemos dos opciones, la de elegir una residencia de ancianos donde ingresarlos y visitarlos en nuestros momentos libres, o la opción de contratar a una empleada de hogar interna, con experiencia y preparación en los cuidados de mayores (toma de tensión, administración de medicamentos, control de glucosa, etc.), y que velen por su bienestar, que los saquen de paseo, que les haga compañía, les prepara su comida favorita y saludable, realizan con ellos actividades para mantenerlos animados y contentos.

Calidad del cuidado en el hogar

empleada de hogar carta de recomendación

Por supuesto, limpian, cocinan, lavan, planchan, hacen la compra, etc., realizan todas las tareas necesarias en su hogar. Y lo más importante bajo nuestro punto de vista, es que continúan viviendo en su propio hogar, ese hogar donde probablemente ha visto nacer a sus hijos y donde tendrán tantos recuerdos después de toda una vida.

Que sigan viviendo en su hogar, es sinónimo de que continúen con sus rutinas, con sus horarios acostumbrados, poder saludar a sus vecinos de toda la vida, todo esto les ayuda a mantener un estado anímico saludable. Y para nosotros es una tranquilidad pensar que en todo momento nos mantendrá informados de su estado físico, anímico y mental.

El significado de hogar no es solo donde encontramos el refugio sino también el desarrollo de toda una vida, algo que se construye con mucho esfuerzo y es importante permanecer durante todo el tiempo posible en ella, pues es donde descansamos, disfrutamos y hacemos nuestras propias reglas de convivencia.

Las empleadas de hogar que se dedican a esta profesión es por pura vocación, son quienes eligen trabajar en el cuidado de personas mayores, porque al mismo tiempo se enriquecen de sus conocimientos, sensibilidad y cariño. En la mayoría de las ocasiones se convierte en un vínculo “familiar”, pues son como padres e hijos/ abuelos y nietos, ya que se sienten afortunados de tener a alguien que les cuide con cariño en su propio hogar.

Una empleada de hogar que hayamos contratado gracias a la intermediación de Solihogar, Agencia de Colocación Autorizada, será la persona que cuide de nuestros mayores en esta etapa de sus vidas, y que se dedicará en exclusiva a sus cuidados y en todo lo que ellos necesiten.

Síguenos