+34 96 577 77 52 - +34 699 021 346 info@solihogar.com

Nuestros hábitos diarios pueden ser  aliados o enemigos a la hora de mantener el orden y la limpieza  en la casa. A continuación le diremos como cambiando la rutina el esfuerzo será menor.

Se trata de suprimir ciertas cosas que por lo general hacemos, el propósito es sencillo, disfrutar del orden en nuestro hogar. Para mejorar la limpieza en casa lo primero que debemos tener en cuenta es cambiar nuestras rutinas y suplantarlas por hábitos.

Resaltemos la diferencia entre una rutina y tener hábitos. Las rutinas son costumbres que establecemos  incluso sin darnos cuenta, más bien de forma automática. Mientras que los hábitos, son situaciones estables que hacemos conscientemente y que nos permite alcanzar lo que nos proponemos.

Los seres humanos tenemos la tendencia de establecer costumbres, sobre todo cuando intentamos mantener el orden en nuestros hogares. Le aconsejamos cambiar sus costumbres por algunas pautas que a continuación detallamos para  una casa ordenada y limpia.

 

Que los zapatos queden fuera de la casa para mantenerla limpia

 

Quitarse los zapatos antes de entrar a casa es un hábito de la cultura asiática que debemos imitar en todo el mundo para que nuestra casa esté reluciente siempre.

En la calle nuestros zapatos se llenan de todo tipo de bacterias y microorganismos que deben quedar fuera de la casa para evitar, primero la suciedad y más importante, enfermedades relacionas con estos elementos.

Nuestro consejo es que tenga sus zapatillas de andar por casa muy cerca de la puerta principal para que las use apenas llegue o si prefiere puede descalzarse y estar así sin problemas durante todo el día.  Se trata además de un hábito bastante saludable para adultos y también para los niños. Una pauta sencilla y  saludable para mantener su hogar ordenado y limpio.

 

Cambiar rutinas por hábitos para mantener la casa ordenada

 

No dejar el orden para después

 

Usualmente dejamos a nuestro paso una cantidad de desorden con la idea de acomodar luego cada cosa en su lugar. Nuestro consejo para mantener la casa ordenada y limpia es no dejar el orden para después.

Cambiar la costumbre de llegar y dejar todo a su paso, las llaves, el abrigo, los zapatos y el ordenador por poner cada objeto donde va. Solo es necesario dedicarle 5 minutos de su tiempo para colgar el bolso en un lugar en específico, los zapatos en el zapatero, el abrigo en el armario y el ordenador en la mesa.

De esa manera descubrirá que su casa estará, no solo limpia sino que también muy ordenada y cuando necesite cualquier objeto sabrá con seguridad donde encontrarlo.

 

La ropa sucia en el cesto y la limpia en el armario

 

Cuando llegamos a casa lo más común es querer estar cómodos, quitarnos la ropa sucia  y dejarla en cualquier sitio. Nuestra recomendación es  que se tome unos minutos para no promover el desorden. Si la ropa está sucia debe ir directo al cesto o a la lavadora, nunca al suelo, sobre la cama o el mueble.

Tampoco es recomendable dejar la ropa sucia a la vista de todos porque dará aspecto de desorden pero también aportará olores desagradables a la casa. Cambie la costumbre de quitarse la ropa sucia y dejarla en cualquier lugar al hábito de dejar cada cosa en su lugar para mantener su casa ordenada, limpia y libre de malos olores.

En resumen, para  mantener una casa ordenada y limpia le recomendamos cambiar rutinas por hábitos y verá los resultados al notar una calma única y un ambiente impecable en su hogar.

 

Síguenos
× ¿Necesitas ayuda?