+34 96 577 77 52 - +34 699 021 346 info@solihogar.com

Las cocinas de vitrocerámica son uno de los mejores electrodomésticos que podemos tener en casa, son muy eficientes, dan una apariencia moderna y sofisticada a la cocina, son muy fáciles de limpiar y siempre y cuando lo hagas de forma correcta permanecerá en tu hogar por mucho tiempo. 

Las cocinas de vitrocerámica están fabricadas con una placa de vidrio y una resistencia que se encarga de calentar la superficie, esta placa es sensible a los agentes químicos y al roce con otros objetos por lo que su limpieza tiene requerimientos especiales. 

limpieza de vitro para cocinar

A continuación, te explicamos cómo hacer una limpieza adecuada de tu cocina para que se mantenga impecable, brillante y en buenas condiciones. 

1.- Limpia a diario y con un producto específico para este material

Contrario a lo que se podría llegar a pensar, la limpieza diaria de una cocina de vitrocerámica no desgasta la superficie, por el contrario, la protege si utilizas un producto especial diseñado para este fin. 

Si después de utilizar la cocina quedan residuos de alimentos o grasa deberás retirarlo con agua y jabón y luego aplicar un limpiador de vitro, este creará una capa protectora que la hará lucir como nueva por mucho más tiempo. 

2.- Utiliza esponjas suaves para frotar 

El vidrio de la cocina se estropeará si utilizas esponjas de acero o cepillos muy ásperos para frotar. 

Para retirar las manchas difíciles como las de las quemaduras disuelve dos cucharadas de bicarbonato en 10ml de agua, difunde por la superficie de la cocina, agrega un poco de vinagre y deja reposar cinco minutos. Retira con una esponja suave. 

3.- Espera que la vitrocerámica esté fría para limpiar

Algunas cosas en la cocina se limpian más fácilmente cuando están calientes, debido a que la grasa se desprende a mayores temperaturas, pero esto no funcionará muy bien con la vitrocerámica. 

Si aplicas el limpiador de vitro cuando la superficie aún está caliente el producto se evaporará y no tendrá ningún efecto sobre la suciedad, tendrás que frotar más y te arriesgas a hacer rayones. 

4.- Evita el uso de limpiahornos y quita grasas comerciales

Los limpiahornos y quita grasas comerciales te ayudarán a limpiar con más rapidez la cocina, pero no protegen la superficie de vidrio de la cocina. Si los utilizas tendrás resultados rápido, pero estarás sacrificando el brillo y la durabilidad. 

5.- Utiliza hielo o limón para las manchas más difíciles

Aplicar unas gotitas de limón sobre la grasa o frotarla con un hielo antes de aplicar el jabón te ayudará a que la suciedad se desprenda con mayor facilidad. Pruébalo la próxima vez que se presente una mancha difícil.  

6.- Termina la limpieza con toallas de papel

Para finalizar la limpieza es recomendable que utilices una toalla de papel para retirar el exceso de líquido de la superficie. Al terminar tendrás una cocina seca, brillante y totalmente limpia. 

Estos seis consejos te ayudarán en la tarea de mantener una cocina de vitrocerámica limpia. Verás que vale la pena cuando pase el tiempo y aún luzca como el primer día en que la compraste.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
× ¿Necesitas ayuda?