96 577 77 52 - 699 021 346 info@solihogar.com

El Alzhéimer es una enfermedad que provoca demencia, ataca habitualmente a personas mayores causándole problemas en su memoria, comportamiento y pensamientos.

Es degenerativa, por lo que sus síntomas aparecen lentamente y  van empeorando con el pasar del tiempo hasta que la enfermedad se apodera del adulto mayor, impidiéndole realizar sus actividades habituales. No hay una cura para el Alzhéimer, pero la comunidad científica mundial realiza esfuerzos diarios para encontrar una.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud,  al año se producen cerca de 10 millones de nuevos diagnósticos a nivel mundial, así que urge una cura. Mientras se encuentra la cura, les ofrecemos a los adultos mayores algunos consejos para reducir el riesgo de padecer Alzhéimer o por lo menos para retrasar el máximo tiempo posible su aparición.

Básicamente se trata de establecer hábitos de vida saludables porque según un estudio presentando en la más reciente Conferencia Internacional de la Asociación de Alzhéimer, tener un estilo de vida sano reduce el riesgo de padecer la enfermedad degenerativa.

¿Hacer ejercicios retrasa la aparición del Alzhéimer?

 

Está demostrado que hacer ejercicios habitualmente retrasa la aparición del Alzhéimer en las personas mayores. Lo más recomendable es tener los ejercicios como una rutina de vida desde temprana edad.

Tenga en cuenta que, en específico los ejercicios aeróbicos, potencian su memoria, mejoran su capacidad de concentración y acelera su capacidad de procesar. Puede combinar rutinas y disciplinas  a lo largo de su vida para no aburrirse de una sola tendencia, pero es importante hacer ejercicios.

 

 El estrés es un aliado del Alzhéimer

 

En general el estrés causa en las personas un efecto neuroquímico que afecta el cerebro. En este caso para reducir el riesgo de padecer Alzhéimer se recomienda establecer relaciones sociales duraderas.

Es una forma de aumentar la autoestima y neutralizar el efecto que provoca el estrés en general. Se ha demostrado que los adultos mayores que tienen un círculo de amistad con los que realizan actividades y comparten tiempo tienen un menor riesgo de sufrir demencia.

 

Consejos para disminuir el riesgo de padecer Alzhéimer 

 

Una dieta balanceada y la felicidad disminuyen el riesgo de Alzhéimer

 

La alimentación de las personas mayores es uno de los factores que genera más inquietud en los científicos. Han determinado que la dieta en personas mayores guarda relación con el aumento o disminución del riesgo de Alzhéimer.

Por ejemplo, algunos estudios determinan que el consumo de pescado por lo menos una vez a la semana puede reducir en 60% la posibilidad de sufrir la enfermedad. Igualmente si se incluye en la dieta antioxidantes, vitaminas C y E, además de omega 3.

Caso contrario ocurre con una dieta con contenido elevado de grasas saturadas y cobre, puede incrementar el deterioro cognitivo. En otras palabras la alimentación es un factor determinante si se quiere reducir las probabilidades de padecer Alzhéimer.

Pero también  es determinante  el estado de ánimo de las personas mayores. Se debe evitar que estén tristes o caigan en depresión porque está demostrado que se produce un deterioro acelerado de la memoria y en general de la salud en las personas que no son felices.

La depresión está considerada una enfermedad mental que se vincula con la pérdida de neuronas en diferentes regiones del cerebro, así que debe procurar que sus mayores estén siempre felices.

En conclusión, tener una buena alimentación, rodearse de un grupo de amigos fieles, hacer ejercicios habitualmente, liberarse del estrés y ser feliz ahuyentan las posibilidades de padecer Alzhéimer.

 

Síguenos