96 577 77 52 - 699 021 346 info@solihogar.com

En España, de acuerdo a  información de la Fundación Española del Aparato Digestivo, más del 40% de la población podría sufrir de intolerancia a la lactosa y  en su mayoría no conocen los síntomas de la enfermedad ni el tratamiento adecuado.

Esta enfermedad se define medicamente como un trastorno causado por la concentración no adecuada de lactosa en el intestino. El organismo es incapaz de digerir este tipo de azúcar que se encuentra presente en la leche y demás productos lácteos.

Debemos estar atentos ante los síntomas de la intolerancia a la lactosa, que en general, aparecen entre 30 minutos y 2 horas después de ingerir algún producto lácteo o derivado. La intensidad de los síntomas va a depender del organismo de cada persona y de la cantidad ingerida  de lactosa.

Entre los síntomas más comunes que se presentan en esta afección intestinal encontramos los siguientes:

  • Pérdida de peso sin razón aparente.
  • Después de ingerir algún producto lácteo se puede generar diarreas.
  • Presenta gases luego de las comidas.
  • La persona se queja de dolor abdominal.

 

¿Cuál es el tratamiento indicado para la intolerancia a la lactosa?

 

La falta de lactasa varía de una persona a otra por eso siempre es recomendable acudir al médico para que determine en su caso que grado de intolerancia  a la lactosa tiene y en base a eso determinar qué cantidad de lácteos usted puede ingerir.

 

Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la lactosa

 

Si su médico determina un nivel elevado de intolerancia tiene dos opciones para tratar su afección y a continuación se las explicamos.

 

1. Suprimir todos los alimentos que tengan lactosa de su dieta diaria.

Lo que significa no ingerir ningún alimento que tenga leche o queso o que estén elaborado a base de estos. En este caso se recomienda sustituir estos nutrientes por alimentos como la sardina, las gambas, el salmón, brócoli y las espinacas.

 

2. Incluir en la dieta sustitutos de la lactosa

Si el paciente es un bebé los galenos recomiendan sustituir la leche materna por formulas adaptadas que ofrecen todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del niño.

Si se trata de una afección de nivel leve, el consejo del facultativo será consumir leche espaciada en dosis mínimas durante todo el día o en su defecto ingerir leches tratadas.

Si por el contrario la intolerancia a la lactosa es total se debe eliminar el consumo de leche y sus derivados en su totalidad. En este punto solo se aconseja consumir leche sin lactosa o leches vegetales.

 

¿Qué causa la intolerancia a la lactosa?

 

La enfermedad puede presentarse de dos formas, ser hereditaria o adquirida. En el caso de la intolerancia a la lactosa hereditaria  los síntomas pueden aparecer a partir de los 7 años de edad tomando en cuenta que durante esa etapa la alimentación se estructura en base a la leche por lo que los niveles de lactasa en el organismo son elevados.

Mientras que la intolerancia a la lactosa adquirida puede estar causada por patologías variadas o afecciones como por ejemplo, enfermedad de Chron, gastroenteritis o desnutrición.

En resumen, la intolerancia a la lactosa es una enfermedad que puede afectar a niños y adultos con consecuencias desde leves hasta graves, sin embargo se trata de una condición que se puede controlar, solo recuerde acudir al médico ante la aparición de cualquiera de los síntomas descritos aquí.

 

Síguenos
× ¿Necesitas ayuda?