96 577 77 52 - 699 021 346 info@solihogar.com

Contratar cuidadora nocturna de ancianos ¿Qué debe saber al respecto?

 

Contratar una cuidadora nocturna para atender a los ancianos es una necesidad que crece cada vez más entre las familias españolas, especialmente en las grandes zonas urbanas.

El cuidado nocturno de ancianos o adultos mayores ha igualado incluso la labor que se realiza en los asilos o centros geriátricos.

empleada de hogar cuidadora nocturna

Una cuidadora nocturna de ancianos realiza labores tan diversas, y tan necesarias, como el suministro de medicamentos, aseo personal, cambios y ajuste de posición en la cama para quienes tengan problemas de movilidad y otras funciones como la vigilancia.

Este tipo de personal puede ser contratado para trabajar todas las noches de la semana, o de manera ocasional, según las necesidades de la familia.

La cuidadora estará presente en un espacio próximo a la habitación de la persona mayor, lista para actuar cuando  la necesite.

En SoliHogar queremos explicarle de manera sencilla las razones y circunstancias por las cuales es  importante y necesario contratar a una cuidadora de ancianos durante la noche.

 

¿Cuál es el perfil de una cuidadora nocturna de ancianos?

 

Por lo general en España este tipo de personal lo conforman hombres y mujeres entre los 30 y 50 años, con experiencia profesional y estudios realizados sobre cuidado  geriátrico o enfermería.

También hay cuidadoras nocturnas de ancianos que sin embargo se encuentran realizando estudios en algún área relacionada con la geriatría o enfermería  y buscan aportar sus conocimientos para desarrollarlos.

La mayoría de las veces son mujeres, pero también hay cuidadores masculinos, especialmente dedicados a cuidar de personas con problemas de movilidad que requieren de esfuerzo para ello.

Cambios en la cultura del cuidado de los ancianos

 

Hasta hace unos pocos años, en Europa predominaba la costumbre de ingresar a los ancianos en instituciones geriátricas o asilos, cuando su deterioro natural les hacía imposible atenderse por sí mismos, sin embargo, en la actualidad afortunadamente para nuestros mayores, hay agencias como Solihogar que facilitan a las familias, empleadas de hogar profesionales y expertas  para el cuidado de las personas mayores. 

El avance en los servicios de ayuda a domicilio y la profesionalización del personal que realiza esta labor, ha favorecido un cambio en la cultura del cuidado de los adultos mayores.

El cuidado a domicilio, ya sea en horario diurno o nocturno, así como en fines de semana, se consigue ahora con mayor seguridad y  facilidad recurriendo a las agencias de servicio doméstico como Solihogar. Por otra parte, el coste de este servicio siempre está por debajo de lo que cuesta una centro geriátrico y donde, de ninguna forma pueden recibir el trato personal que reciben en su casa.

Además, el adulto mayor estará en su casa, rodeado de sus seres queridos, en lugar de pasar sus últimos años en un ambiente extraño con personas a las que no conoce.

Estudios hechos en España, ya  indicaban que en el año 2016 la cifra de ancianos atendidos por cuidadoras a domicilio igualaba la cifra de aquellos ingresados en centros geriátricos.

¿Cuáles son las ventajas de contratar una cuidadora de ancianos de noche?

 

Los ancianos son personas que durante toda su vida han trabajado, se han esforzado por sacar adelante a su familia, emprendido negocios y la han mantenido económicamente.

La pérdida de facultades genera en ellos un estrés emocional muy grande y un miedo a convertirse en una carga para sus hijos y familiares.

La cuidadora nocturna les ayuda a recobrar calidad de vida, atendiendo a sus necesidades de aseo, medicación y otros cuidados en las horas en que las familias trabajan o necesitan descansar para poder trabajar al día siguiente.

Además, una cuidadora nocturna de ancianos garantiza una atención de calidad que pocas instituciones pueden ofrecer.

Además de que el servicio en estos centros geriátricos es más costoso, esto no significa que sea mejor, pues muchas veces su personal está saturado de trabajo y debe atender varios pacientes a la vez.

Actualmente, se considera que el servicio de las cuidadoras nocturnas, es el de mayor calidad que se puede conseguir para atender a los ancianos de la familia.

Otra ventaja es el impacto positivo que la asistencia de una cuidadora nocturna tiene en el adulto mayor.

Su compañía y ayuda en el aseo y labores menores les ofrece tranquilidad y evita así, la sensación de soledad que puede agravar los cuadros depresivos o deterioro mental que acompañan a la vejez.

Además, una cuidadora nocturna con experiencia sabrá mantener activa la mente de la persona a la que cuida, lo que también ayuda a frenar el avance del deterioro cognitivo.

Otra de las ventajas que tiene contratar los servicios de una cuidadora nocturna es que, puede seleccionar  aquella empleada que cubra todas las necesidades particulares de cada caso.

De hecho, es más fácil conseguir cuidadores con experiencia en pacientes geriátricos, con problemas de Alzheimer, y/o con problemas de movilidad que conseguirlos para otros menesteres.

También las hay con conocimientos en el suministro de medicamentos o cuidados de enfermería básicos, entre otras habilidades.

¿Qué se debe tener en cuenta al contratar cuidadora nocturna para ancianos?

 

No basta con oír solo la recomendación que agencia de empleo sobre una candidata.

En estos casos, es muy importante las recomendaciones de otras familias anteriores y por supuesto, esto siempre lo gestiona de la mejor forma, una agencia de colocación de servicio doméstico profesional como es Solihogar. Si una familia proporciona buenas referencias de una cuidadora, y Solihogar se la recomienda, es seguro que esta empleada de hogar o cuidadora le ofrecerá la mejor profesionalidad para su persona querida.

Una vez contratada a una cuidadora nocturna, conviene asegurarse de la elección que hacemos para no necesitar hacer cambios de cuidadora con el paso del tiempo, ya que suele surgir un vínculo personal muy fuerte entre el adulto mayor y su cuidadora, los cambios grandes de rutina, o la ausencia repentina de asistente pueden estresar notablemente al anciano.

Es importante saber que, en España las cuidadoras nocturnas pueden cobrar  salarios que varían notablemente dependiendo de si deben hacer vigilia o no, quiere esto decir, si tiene que permanecer durante toda la noche despierta vigilando a la persona a la que cuida. 

Estos sueldos son fijados por el mercado y pueden variar en función del horario, de la responsabilidad que se les exija, así como de las tareas que tengan que realizar.

Además cada familia, según sus posibilidades económicas podrían recibir alguna ayuda o subvención. Es conveniente averiguar cuáles de estos gastos pueden estar cubiertos por la seguridad social, ya sea total o parcialmente, para aliviar las finanzas familiares.

× ¿Necesitas ayuda?