96 577 77 52 - 699 021 346 info@solihogar.com

Contratación de empleadas domésticas a media jornada

 

Las empleadas domésticas externas pueden ser contratadas para trabajar media jornada, que equivale a unas 4 horas diarias.

En su mayoría, son requeridas por familias o personas que necesitan asistencia en sus tareas del hogar de manera continuada, y les basta con unas pocas horas de ayuda al día.

Esto agrupa generalmente a familias o personas cuyas viviendas no son muy grandes, tienen un solo hijo o que cuentan con un presupuesto limitado y no consideran necesario tener una empleada de hogar a tiempo completo.

empleada de hogar media jornada

En su mayoría, la tarea para la cual muchas de las familias contratan empleadas domésticas a media jornada es, para limpieza y labores de lavado y planchado de la ropa.

En otros casos la prioridad es la atención de los niños, como recogerlos al salir del colegio o esperarlos cuando llegan a casa para cuidar de ellos durante las tardes.

Adicionalmente, se incluye la responsabilidad de prepararles meriendas y supervisar que hagan sus deberes escolares.

El cuidado de niños también puede incluir llevarlos de paseo o acompañarlos en actividades culturales o recreativas extraescolares.

¿Por qué conviene contratar a una empleada doméstica a media jornada?

 

En muchos casos suele haber una particularidad que explica por qué muchas familias contratan a una empleada doméstica a media jornada o a jornada parcial para que cuiden a sus niños.

Como dijimos antes, en la mayoría de los casos, son familias con un presupuesto limitado, donde tanto el padre como la madre deben trabajar fuera de casa para cubrir los gastos del hogar.

También puede ocurrir que en núcleos familiares pequeños, no haya nadie de la familia que pueda encargarse de los niños durante la ausencia de sus padres.

Pueden ser padres que por motivos de trabajo se han trasladado a diferente ciudad donde viven sus propias familias, por lo que éstas no pueden ayudarles en esta tarea.

Otro factor es que la pareja que encabeza el hogar familiar, no quiera renunciar a su carrera profesional, y no solo por necesidad económica. 

¿Es viable interrumpir una carrera profesional sin saber cuándo se volverá a retomar?

Hacer esto también les podría dejar en una situación de desventaja profesional con respecto a sus compañeros y hacer que su carrera se ralentice.

Por esta razón, contratar a una empleada doméstica a media jornada o a tiempo parcial puede ser una excelente solución para miles de familias jóvenes o que se han mudado lejos de sus familiares.

¿Cuál es el salario recomendado para una empleada doméstica a media jornada?

 

 

servicio doméstico media jornadaLa media jornada de trabajo en España es de 4 horas diarias y de lunes a viernes, es decir, la mitad de las 8 horas que conforman una jornada completa, según el Estatuto de los Trabajadores.

En ciudades como Madrid, el salario medio de una empleada doméstica a media jornada es de 450 € euros mensuales. Sin embargo este salario mínimo puede variar dependiendo de la ciudad y de la oferta que haya.

Este salario básico aumentará según las tareas solicitadas, horario, facilidad de transporte hasta el lugar de trabajo, etc.

En todo caso, la ley establece que el salario mínimo para las domésticas externas a tiempo parcial es de 7,04 euros/hora y en el mismo se incluye la parte proporcional de domingos y festivos, pagas extraordinarias y vacaciones.

Es muy común también que las labores de la empleada doméstica a media jornada se inicien entre 7 y 9 de la mañana, para los contratos matutinos, o de 14:00 a 16:00 de la tarde, para los vespertinos.

Estos horarios permiten a su vez a la empleada doméstica, atender un segundo y tercer empleo a tiempo parcial, lo que le beneficia económicamente.

Es importante tener en cuenta que si el trabajo de la empleada doméstica se extiende más allá de los 120 días al año, se le considerará trabajadora de tiempo parcial.

Si las horas acumuladas son menores de 120 días/año se le considerará trabajadora por horas.

Es importante saber que, en cualquiera de los casos donde la empleada doméstica a media jornada trabaje de manera consecutiva y constante para una misma familia, se le deberá dar de alta en la Seguridad Social.

De esta forma, estarán cubiertos empleador y trabajadora contra cualquier accidente laboral que ocurra durante la prestación del servicio, o ante una baja por maternidad o enfermedad.

Es de destacar que las empleadas domésticas a media jornada que sufran un accidente laboral tienen derecho a cobrar el salario completo del día en el que sufrió el accidente.

Desde el día siguiente a la baja podrán cobrar un 75% de la base de cotización del mes anterior.

En los casos de baja por enfermedad, el empleador deberá asumir un 60% de la base diaria de cotización del mes anterior y pagará del cuarto al octavo día. Los tres primeros días de baja no se cobra nada. 

Del noveno al vigésimo día de baja por enfermedad, la trabajadora cobrará el 60% de la Seguridad Social o Mutua.

A partir del día 21 de baja (día incluido), la trabajadora percibirá el 75% de la base reguladora.

Otro punto a considerar es, que se debe entregar a la empleada doméstica a media jornada un recibo individual y justificativo de su pago.

Este recibo debe especificar el salario y forma de pago previamente convenido entre las partes.

Además, el recibo no tiene que cumplir con un modelo específico, pero se puede usar como base el modelo oficial de recibo de salarios disponible en la página web del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.