Errores comunes que cometemos a la hora de poner una lavadora
5 (100%) 1 vote[s]

Siempre vamos deprisa y corriendo y eso nos impide prestar atención a nuestra ropa tanto como nos gustaría, por eso vamos a ver unos consejos a la hora de poner la lavadora:

 

Lavar en frío

Preferimos hacer una colada sin distinciones y lavar en frío, creyendo que así la ropa quedará limpia y que no desteñirá ni se dañará, pero esto no es verdad.
Lavar con agua fría no siempre es lo correcto, porque puede que la ropa no se lave bien o incluso puede dejar olores. Lo más aconsejable es leer las etiquetas de las prendas por si recomiendan lavar, por ejemplo, con agua templada. Un truco es lavar las prendas a la temperatura más caliente que soporten, ya que siempre se limpiarán mejor con agua caliente.

 

No separar la ropa correctamente

poner una lavadora

Muchas personas cuando ponen una lavadora separan la ropa por colores creyendo que así lo están haciendo bien, pero esto es un error. En primer lugar, las prendas tienen que clasificarse por la temperatura a la que estén preparadas para lavarse y, en segundo lugar, se clasifican por colores. Para agilizar el proceso, lo ideal sería hacer varios montones de ropa según las indicaciones de la temperatura del etiquetado y, después de hacer ese primer paso, separaríamos por colores. Quizá, nos dé la sensación de que hay poca ropa en cada montón, pero de esta manera, conseguiremos que la prenda dure mucho más tiempo en el armario y no pierda su color.

 

Ser generoso o tacaño con el detergente

Mucha gente cree que si echa mucho detergente será mejor y que la ropa quedará más limpia, pero no es cierto. Hacer esto, lo único que va a causarnos es un gasto de dinero innecesario, aparte de contaminar todavía más el medio ambiente y dejar la ropa con marcas de jabón que pueden llegar incluso a irritar nuestra piel. Un uso excesivo de detergente también puede crear mucha espuma en cada lavado, lo que hará que las manchas se adhieran más a las prendas.
En el otro extremo, está la gente que es un poco más tacaña a la hora de utilizar detergente, pues al ser un producto caro, muchas quieren ahorrar lo máximo posible echando poca cantidad en cada colada. Pero, no es aconsejable hacer esto aunque se quiera ahorrar, porque lo que terminaremos haciendo será distribuir toda la suciedad por las prendas. Lo que debemos hacer entonces, es usar la cantidad recomendada por el fabricante para conseguir una limpieza adecuada.

 

Usar la lejía de forma indebida

La lejía la utilizamos para conservar el blanco de la ropa, pero debemos tener en cuenta que es una sustancia agresiva. Puede ser utilizada para según qué prendas, pero, por ejemplo, si la usamos para lavar la ropa interior, estaremos cometiendo un grave error, pues la lejía es muy agresiva con los elásticos. Lo más recomendable es utilizar un detergente blanqueador.

 

No tratar las manchas antes

Si lavas una prenda que tiene una mancha con agua caliente y la secas con calor, es posible que permanezca en tu ropa. En cuanto nos manchemos, lo ideal es usar un quitamanchas y, lavar la prenda lo antes posible a la máxima temperatura que pueda soportar. Es importante mencionar que las manchas de sangre deben lavarse siempre con agua fría.

 

No lavar la ropa nueva antes de usarla

ropa limpia poner una lavadora

Generalmente, cuando estrenamos una prenda, la utilizamos directamente sin lavarla antes. Lo que no sabemos, es que en esa prenda todavía quedan residuos químicos del proceso de fabricación, por eso lavarla antes de usarla es lo más recomendable en estos casos. Si previamente no la lavamos, podría causarnos irritación o dermatitis. Por ello, debemos lavar la ropa nueva antes con agua fría sin mezclarla con otros colores porque puede que destiña.

 

No cerrar cremalleras y no desabrochar botones

Tenemos que llevar cuidado con la cremalleras y los botones cuando ponemos una lavadora. Las cremalleras deben estar cerradas para que no dañen otras prendas de ropa y, los botones deben estar desabrochados para que no se desgarren o se rompan.

 

Llenar la lavadora

Lo que hace la lavadora para limpiar la ropa es dar vueltas muy rápido para que las prendas con su propio roce, se limpien entre ellas. Por lo tanto, cuanto más llena esté la lavadora, menos espacio habrá entre las prendas para rozarse, por lo que, no terminarán de limpiarse bien.

 

Dejar descansar a la lavadora

Por más tandas de lavadoras que pongamos seguidas no se suman las posibilidades de dañar o estropear el electrodoméstico. Si ponemos varias lavadoras seguidas, ahorraremos energía.

 

Creer que la lavadora se limpia sola

La lavadora también hay que limpiarla. El mejor truco, es poner una tanda con agua muy caliente y vinagre blanco, de esta manera, estará reluciente y las tuberías quedarán libres de residuos.

 

Síguenos
error