96 577 77 52 - 699 021 346 info@solihogar.com

¿Por qué contratar internas para el cuidado de personas mayores?

 

Internas para el cuidado de personas mayores

Una de las grandes fortunas que puede tener una familia es contar con las personas mayores que le vieron crecer y le dieron amor y su apoyo libre sin condiciones ¿Cómo podría usted recompensar algo así? 

Para un adulto mayor ciertas cosas son un poco difíciles de realizar y si está enfermo o tiene una condición de salud complicada será indispensable tener cerca alguien que lo acompañe, pero esto resulta difícil cuando toda la familia está en el trabajo, por eso se acude a una agencia profesional para que le proporcione una empleada del hogar.

 

 

 

 

¿Qué hace por usted una interna para personas mayores?

 

Las internas para el cuidado de personas mayores cuidan de sus padres o abuelos y realizan las tareas domésticas, de manera que será innecesario el traslado a una residencia de tercera edad.

Sus tareas son variadas, abarcan desde los quehaceres domésticos como preparar las comidas, realizar las compras y lavar la ropa, hasta cuidados especializados para un adulto mayor, como: el aseo personal, acompañarlos a sus visitas médicas y el control de la medicación prescrita por su médico.

 

Cariño y atención

 

Un anciano naturalmente descuida varios aspectos del cuidado de sí mismo, de los demás y del entorno, debido al esfuerzo que supone realizar las actividades cotidianas y a la tendencia de olvidar las cosas.

Una empleada interna de hogar representa una figura de ayuda cercana y de confianza para la asistencia durante todo el día para el adulto mayor. Le ayudará a realizar tareas como vestirse, asistir a consultas médicas, salir de compras, visitar a sus amistades, dar un paseo y realizar sus pasatiempos.

 

Ayuda para una alimentación adecuada

 

Algunas personas mayores deben poder cuidar más su alimentación, tal es el caso de quienes padecen diabetes e intolerancias alimenticias. Se requiere especialmente más cuidado cuando el adulto recibe alimentación por vía nasogástrica o endogástrica, 

Su familiar recibirá un menú equilibrado y un horario regular de comidas en función de su condición de salud actual y preferencias alimenticias.

 

Cuidados nocturnos

 

Las cuidadoras de personas mayores están preparadas para cualquier situación que se presente a lo largo de una noche, por ejemplo, insomnio, administración de medicamentos y curas, limpieza personal e incluso movilizaciones hacia el cuarto de baño u otra habitación del hogar.

Cada cuidadora posee el conocimiento para asistir al anciano cuando lo necesite y sobre todo, la paciencia suficiente para atenderlo. Su entrega no se modifica por la hora que indique el reloj.

 

Supervisión en higiene personal

 

Cabe esperar que entre la lista de tareas de una empleada de hogar interna para el cuidado de ancianos esté la asistencia en la higiene personal.

Una de las funciones de la empleada es velar por el bienestar y la apariencia de la persona mayor, ayudarle en el momento del baño, escoger su ropa, mantener su piel hidratada y cambiar y lavar la ropa de cama las veces que sea necesario.

 

Cuidado de la salud

 

Internas para el cuidado de personas mayoresPara un anciano, si sufre de alguna enfermedad, es fundamental recibir el tratamiento adecuado según las dosis prescritas por su médico, y en los horarios correspondientes, no hacerlo debidamente compromete su bienestar y para evitarlo,  es importante que se sigan correctamente las indicaciones de los médicos.

Una de las funciones más importantes de las cuidadoras de personas mayores es hacer cumplir la medicación del paciente, curar heridas si las presenta o lesiones en caso de que esté en recuperación tras una caída o accidente.

 

 

 

 

Compañía durante toda la semana

 

La soledad es uno de los aspectos más desagradables para los abuelos o padres mayores. Muchas horas solo en el domicilio implica que su familia está demasiado ocupada y lejos para prestar atención a sus necesidades y esto genera temor.

En el caso de las personas con Alzheimer, permanecer solo durante un largo período de tiempo, puede ocasionar que su familiar se extravíe al salir a la calle, que no realice las actividades que acostumbra o que cometa alguna imprudencia que perjudique su salud. La compañía, al igual que la asistencia es necesaria para muchos mayores.

 

Descanso que todos necesitan

 

El cuidado de un adulto mayor requiere de conocimientos específicos, tiempo y dedicación, tanto si está saludable como si se encuentra bajo alguna discapacidad o enfermedad, el familiar que se encarga de cuidarlo se desgasta física, mental y emocionalmente al añadir más responsabilidades a su agenda.

Las personas que trabajan como cuidadores se encargan de vigilar el bienestar de la persona mayor, de manera que el núcleo familiar no abandone sus actividades para atenderle o procurar el mantenimiento del hogar. Es una solución perfecta para nuestros familiares más queridos.