Los beneficios que podemos obtener al realizar la limpieza diaria son importantes para nuestro bienestar emocional. Cuando organizamos la casa, poniendo en orden todo lo que está fuera de su lugar, estamos sin duda combatiendo el estrés y el desasosiego que nos produce el desorden, nos estamos liberando de cargas emocionales, dejamos atrás lo que ya no nos sirve, estamos ejerciendo una terapia mental que nos ayuda a sentirnos mejor.

Depende de la actitud con la que ejerzamos esta tarea diaria, será positiva o negativa para nosotros. Si queremos conseguir un beneficio positivo para nuestra mente, debemos de entender la limpieza doméstica como una tarea positiva, que nos ayuda a liberarnos del estrés.

 

EJEMPLOS DE LA LIMPIEZA DEL HOGAR COMO TERAPIA

 

En algunos países la limpieza doméstica está reconocida como una actividad de gran valor y de total importancia.
Japón, por ejemplo, es un país donde la limpieza y el orden es esencial. Los japoneses despiden el año realizando una “limpieza a fondo”, le llaman “ Oosouji”. Cada 28 de diciembre, hacen una profunda limpieza de sus hogares desprendiéndose de todos los trastos viejos, pues tienen la creencia de que es de mal augurio recibir el Nuevo Año con objetos inútiles que ya no sirven para nada.

Algunos profesionales de la salud piensan que realizar tareas de limpieza y orden del hogar a diario, contribuye a nuestro bienestar.

 

limpieza hogar como terapia - limpieza hogar budista barriendo

 

Los budistas, utilizan la limpieza diaria para purificar y cultivar la mente, a través del ejercicio espiritual purifican así su mente, su alma la y su vida.
Debemos saber que un discípulo de Buda barriendo encontró el Nirvana. Para los budistas nuestra mente está conectada con nuestro entorno, por ello consideran importante la limpieza y el orden para conseguir que la mente esté en paz.

 

La limpieza del hogar, un momento terapéutico

 

Para que la limpieza diaria o semanal podamos aprovecharla como nuestro momento de meditación, intentaremos que durante ese ejercicio de limpieza no utilizarlo para pensar en problemas que nos lleven a preocupaciones, ni para ver la televisión, ni para escuchar música, sino para centrarnos exclusivamente en el acto que estamos realizando, limpiar y ordenar. Esta atención plena nos proporcionará un estado meditativo que conseguirá disminuir nuestras ondas cerebrales, de esta forma reduciremos nuestros niveles de ansiedad y de estrés.

Para concluir, si aprovechamos estos consejos, convertiremos la limpieza del hogar en un ejercicio reparador físico y espiritual.

Síguenos
error