Rate this post

La piel del pescado actúa como barrera de defensa contra el medio donde viven los peces, tiene la función de filtrar los contaminantes del mar, y es debajo de la piel del pescado donde encontramos la grasa y en ella donde se concentra la mayor cantidad de metales pesados, toxinas y otros contaminantes. Incluso en el interior del pescado podemos encontrar contaminantes también, pero en menor medida que en la piel.

piel de pescado salmón

Los pescados grandes y más grasos como el salmón, el pez espada, el atún, tienen mayor riesgo de contaminación, nunca debemos de ingerir la piel de estos pescados en concreto, ya que aumentamos hasta un 50% el riesgo de contaminación.

Sin embargo, consumir la piel del pescado de tamaño pequeño como sardinas, boquerones, jurel etc., entraña menos riesgo para nosotros pues su grado de contaminación es menor al ser menos grasos.

La pregunta que nos hacemos al conocer esta información es, la de si perdemos nutrientes importantes para nuestro organismo al retirar o desechar la piel del pescado.

Siempre hemos oído que en la piel del pescado se encuentra el yodo y que ésta tiene muchas vitaminas. Al menos en muchos hogares los padres insistían a sus hijos para que se comieran el pescado con la piel, bien pues ahora sabemos que esto es ” una leyenda urbana”.

Donde realmente se encuentran los nutrientes del pescado es en su carne la cual nos aporta lo siguiente:

  • Las proteínas que nos aporta el pescado son del 18 – 20% y de alto valor biológico.
  • Contienen vitaminas del grupo B, especialmente B1 y B2. El pescado azul además aporta vitaminas liposolubles A y D.
  • Bajo aporte de ácidos grasos saturados y omega 6.
  • Alto aporte de ácidos grasos insaturados y omega 3 y oleico, que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Es rico en fósforo, potasio, yodo, magnesio y calcio (sólo en el caso de consumirlo con espinas).
  • El consumo recomendado de pescado son unas 3 – 4 raciones a la semana. Una ración, es decir, un filete individual equivale a 125 – 150 gramos.
  • Su contenido en grasa varía entre el 1 y el 13 %, siendo el pescado azul el que presenta mayor contenido graso.

Características del pescado para saber si es fresco:

pescado fresco

  • Los ojos deben de ser brillantes y abultados.
  • La piel brillante y tersa.
  • Las escamas son tornasoladas/irisadas.
  • Las agallas deben de tener color rojizo.
  • La carne tiene que ser firme.
  • Y lo más importante es el olor, éste debe de recordarnos al mar.

Consejos para prevenir la parasitosis por anisakis:

El Anisakis es un parásito que puede encontrarse en pescado y cefalópodos como el pulpo, calamar, sepia, etc. éste parasito puede provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas que en ocasiones pueden ser graves.

 

  • Evitar consumir pescado crudo o poco cocinado, en el caso de comer sushi, carpaccios, ceviche o cualquier tipo de pescado marinado, éste debe de estar congelado con antelación durante 48 horas y a una temperatura de -20ºC.
Síguenos
error