Las medusas son seres vivos que habitan en nuestros mares desde hace 500 millones de años, son animales que producen fascinación y respeto a la vez, pues todos las tememos por su picadura y sin embargo las observamos con fascinación.

Especialmente en la época estival las medusas invaden algunas de nuestras playas, esto se debe al viento y a las corrientes marinas que las acerca a la costa.

Existe ciento de variedades de Medusas, pero las de mayor toxicidad están en zonas tropicales y subtropicales.

La picadura de Medusa provoca dolor e irritación, sin embargo, algunas personas pueden tener una reacción alérgica al veneno y presentar síntomas más graves como vómitos, calambres, dolor de cabeza y dificultad para respirar, especialmente en el caso de los niños estos síntomas pueden complicarse y necesitar acudir a un centro médico.

¿Por qué son tan temidas las picaduras de medusa?

medusas peligrosas

Como hemos comentado, las picaduras de medusas son bastante dolorosas y van acompañadas de una serie de síntomas como son enrojecimiento, inflamación o sangrado de la zona, pero no conlleva mayor gravedad, a excepción de la Carabela Portuguesa, también conocida como Agua Mala o Botella Azul que ha visitado este año nuestras costas proveniente de la corriente atlántica del Golfo. La picadura de esta Medusa resulta muy dolorosa y peligrosa por su gran toxicidad, la Carabela Portuguesa en casos extremos podría ser mortal.

¿Por qué nos pican?

Las medusas pican cuando se están desplazando por el agua y sus tentáculos que contienen células venenosas rozan nuestro cuerpo y podríamos decir que es cuando en señal de defensa expulsa el veneno y nos provoca la reacción de urticaria.

Me ha picado una medusa ¿y ahora qué hago?

En primer lugar, cuando nos pica una Medusa tenemos que salir de inmediato del agua ante la posibilidad de que su veneno puede provocarnos reacciones más graves como un shock anafiláctico.

En segundo lugar, debemos de limpiar la zona con agua y acudir al Botiquín o primeros auxilios que haya en la playa.

Siguiendo estos consejos y a las indicaciones de las banderas colocadas por las autoridades locales que nos advierten de la peligrosidad del baño, disfrutaremos con tranquilidad y seguridad de nuestras costas este verano.

Síguenos