Existen métodos para conservar los electrodomésticos, es por ejemplo el caso del frigorífico, con el que siempre hay que tener una especial atención ya que es donde guardamos los alimentos que son frescos, los que están abiertos para alargar su durabilidad, etc.

No solo nos servirá una limpieza periódica, también hay que hacer una limpieza a fondo de nuestro frigorífico al menos anual.

Lo ideal es una limpieza cada quince días para asegurarnos que no se ha quedado ningún alimento en el olvido y esté haya caducado o se haya descompuesto, para evitar esto último es imprescindible mantener un orden y organización.

Agencia Solihogar frigorífico

Los alimentos líquidos en un estante, en otro pueden ir los lácteos, verduras o frutas, aquellos como carnes o pescados irán en la parte más fría para su mejor conservación.

Los alimentos que estén más próximos a su fecha de caducidad irán delante, mientras los que tengan una fecha más lejana irán detrás porque podemos consumirlos con más tiempo.

Un consejo para evitar la rápida maduración de las verduras es meterlas en nuestro frigorífico protegidas dentro de bolsas de plástico, así  evitamos que pierdan la humedad y alargamos su duración.

Tenemos que tener en cuenta que hay alimentos que deben ir en cajones, recipientes especiales o herméticos porque su olor podrá contaminar a otros alimentos.

¿Cómo limpiar el frigorífico?

Apagar el frigorífico es opcional, pero ayudará a limpiarlo de manera más cómoda y segura, lo siguiente será vaciarlo por completo y revisar los alimentos.

No solo limpiaremos los estantes, también paredes, techo y cajones.

Poner un filtro de etileno hará que absorba la mayoría de los gases de etileno que producen los alimentos como manzanamangomelón o plátano entre otros y que pueden agilizar la maduración y putrefacción de otros alimentos como el brócoli, coliflor o zanahorias. Éstos últimos cambiarán antes de color, textura y sabor.

Agencia Solihogar frigorífico

Podemos combinar los productos de limpieza con productos más naturales, por ejemplo mezclar bicarbonato de sodio y agua, añadir a esta composición un poco de vinagre blanco hará que reluzca más. Por supuesto también podemos usar los productos de limpieza que nos ofrece el mercado y que son especiales para limpieza de frigoríficos.

Hay trucos como por ejemplo, cortar un limón por la mitad y añadir unos clavos de olor o unas hojas de menta, que dejarán  un olor muy agradable en nuestro frigorífico.

 

Si seguimos estos consejos de manera periódica tendremos un frigorífico apto para seguir guardando nuestros alimentos de manera higiénica, organizada y segura.

En Solihogar somos Agencia de Servicio Doméstico podemos ayudarte a encontrar una empleada hogar.

Síguenos