+34 96 577 77 52 - +34 699 021 346 info@solihogar.com

La osteoporosis en la tercera edad es un problema de salud muy limitante para quien lo padece pues su estructura ósea se ve en riesgo constante de fracturas y lesiones importantes que en algunos casos pueden ser de lenta recuperación.

De cierta forma es una afección prevenible siempre y cuando se actúe a tiempo y se consulte a un médico especialista en caso de que la persona mayor muestre algunos síntomas.

A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la osteoporosis en adultos mayores y cómo se trata y previene en la actualidad.

 

¿Qué es la osteoporosis en la tercera edad?

La osteoporosis es una enfermedad del sistema esquelético del cuerpo. Se produce por una disminución de la densidad de la masa ósea, haciendo los huesos más porosos y aumentando el número y tamaño de las cavidades propias del mismo.

Esta pérdida de estructura hace que los huesos sean más frágiles y propensos a fracturas sobre todo en las vértebras, cadera, muñecas y fémur, que son las zonas más afectadas por la enfermedad.

La osteoporosis en la tercera edad es muy frecuente debido a que el paso del tiempo y los cambios hormonales inducen una reducción natural de la densidad ósea y ralentizan el proceso de recuperación.

Las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecer osteoporosis debido a la gran cantidad de cambios hormonales que experimenta el cuerpo femenino durante la menopausia, de hecho, los diagnósticos aumentan después de los 50 años de edad.

 

Síntomas de osteoporosis en la tercera edad

osteoporosis dolor

En un principio no es posible hacer un diagnóstico de la enfermedad pues si bien se está desarrollando en el paciente éste no muestra síntomas. Por lo general, la persona se da cuenta del padecimiento tras la primera fractura.

El dolor asociado a la osteoporosis proviene principalmente de las fracturas y pequeñas lesiones que ocurren en los huesos. Cuando la persona se encuentra en un estadio avanzado de la enfermedad puede sentir dolor debido a la debilidad de su estructura ósea.

Los síntomas clásicos de osteoporosis en la tercera edad son:

  • Aparición de una joroba.
  • Fracturas constantes ocasionadas por pequeños golpes
  • Fracturas en vértebras por movimientos leves como toser o estornudar.

¿Qué origina la osteoporosis en adultos mayores?

La osteoporosis se produce básicamente porque el cuerpo pierde la capacidad de regenerar el tejido óseo.

Aunque no seamos conscientes de ello, los huesos están en constante destrucción y regeneración gracias a un proceso llamado “remodelado óseo” en el que el cuerpo repone rápidamente las partículas de tejido perdido por el movimiento propio del esqueleto.

A partir de los treinta años de edad esta reparación natural se va haciendo más lenta por lo que lentamente la densidad de los huesos se hace menor. Cuando esta situación se hace más aguda aparece la osteoporosis.

El cese del remodelado óseo puede deberse a la carga genética del individuo, así la osteoporosis en la tercera edad aumenta en probabilidades cuando otros miembros de la familia la han padecido, sin embargo, el estilo de vida también influye de manera importante.

Hábitos negativos como el alcoholismo, tabaquismo y café en exceso junto con una vida sedentaria afecta la salud de los huesos al igual que el consumo de ciertos medicamentos como los fármacos para tiroides y los corticoides utilizados para tratar la artritis reumatoidea.

 

¿Cuál es el tratamiento de la osteoporosis en adultos mayores?

El tratamiento de la osteoporosis consiste en el consumo de medicamentos que busquen mejoran la enfermedad o por lo menos hagan más lento su avance. En las mujeres funciona de forma positiva la terapia hormonal sustitutiva.

La mejor forma de evitar la osteoporosis en adultos mayores es prevenirla mediante el consumo de vitamina D y calcio, mediante la actividad física moderada y una dieta balanceada. Además, es importante realizar una prueba de densitometría ósea una vez al año después de la menopausia.

La osteoporosis en la tercera edad es prevenible, con la asesoría de un médico profesional una persona mayor puede tener una vida saludable libre de dolor y molestias.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
× ¿Necesitas ayuda?