Teléfono: 96 577 77 52 Móvil: 699 021 346 info@solihogar.com

Una empleada de hogar interna debe tener ciertas características que la hagan capaz de realizar su importante labor, es por esto que cuando una familia piensa en contratar nuestro servicio sus peticiones suelen ser una “chica filipina”, que para muchos es un estándar de perfección.

Las “chicas filipinas” al servicio del hogar pueden ser tanto internas como externas, en otras palabras, pueden alojarse en su residencia con usted y su familia mientras realiza sus funciones o acudir a una hora determinada, sin embargo, la gran mayoría de nuestros clientes prefieren que vivan en casa debido a que el trato con los niños y los mayores es excepcional.

Las empleadas de hogar filipinas son mujeres muy respetuosas con los adultos mayores y poseen una paciencia y compresión impresionante con los niños, quienes pronto desarrollan lazos de cariño con su cuidadora.

Muchas familias españolas quieren una empleada de hogar filipina, debido a esto dirigimos nuestros esfuerzos para cumplir las peticiones de nuestros clientes para seleccionar la candidata adecuada según sus necesidades.

Una empleada de hogar filipina

Internas filipinas con inglés

Las mujeres filipinas son conocidas en muchas partes del mundo por adaptarse de forma rápida al entorno en el que se encuentran, pero hay muchos rasgos increíbles en ellas.

Sinceridad: Al principio “la chica filipina” es un poco tímida y reservada, no suelen conversar mucho o por iniciativa propia, pero su palabra está cargada de sinceridad.

Le mantendrán informado de todo lo que ocurre en el hogar, incluyendo percances y accidentes, además, puede sentir que sus pertenencias y objetos de valor están bajo el cuidado de una persona con una moral impecable.

Responsabilidad: Nuestros clientes siempre resaltan el gran sentido de responsabilidad del servicio doméstico filipino, además de su entrega y dedicación por el cumplimiento con los empleadores. En algunas ocasiones parece que la empleada no se va a la cama hasta haber cumplido con su deber.

Respeto hacia los mayores: Los filipinos en general sienten un respeto muy profundo hacia las personas mayores, pero no se restringe solo a los miembros de su familia, incluso cumpliendo su trabajo actúan de forma respetuosa y cariñosa con cualquier anciano.

Será cuestión de tiempo antes de que sus hijos aprecien las atenciones de su empleada de hogar y establezcan amistad con ella, quién cuidará de ellos como si se tratase de su propia familia. Empatía con los niños: El amor de las empleadas de hogar filipinas se extiende también a los niños, a quienes cuidan adaptándose a las normas de la casa, los acompañen a sus actividades escolares y extraescolares y les ayudan con los deberes.

Dominio del inglés: El inglés es la lengua co-oficial en Filipinas, por ello, la mayoría de los habitantes la domina a la perfección y de manera natural. Una de las razones por las cuales nuestros clientes solicitan la atención de una empleada filipina es precisamente para potenciar a sus hijos este idioma.

Los niños aprenden rápidamente un idioma cuando lo escuchan de forma habitual y en un entorno que les resulta familiar. Esto quiere decir que, de manera verbal, su aprendizaje es más efectivo que cuando leen o lo estudian.

De esta manera, tener en casa una empleada de filipinas tiene muchos beneficios, porque además de encargarse de las tareas domésticas y cuidar de los niños, éstos aprenderán un idioma sin recibir clases privadas.

Personalidad pacífica: Los filipinos son personas pacíficas, sobre todo la población femenina. Sus hijos y familiares de la tercera edad estarán a cargo de una persona cariñosa, comprensiva y tolerante, amigable pero muy respetuosa y dispuesta a conocer a cada miembro del hogar.

Síguenos
error