96 577 77 52 - 699 021 346 info@solihogar.com

Cuidado de personas mayores durante el fin de semana: ¿Qué debe saber al respecto?

La contratación de asistentes para el cuidado de personas mayores los fines de semana beneficia a miles de familias que quieren recuperar algo de tiempo libre sin descuidar la atención de sus familiares mayores.

La vida moderna impone un ritmo de actividades implacable a muchas familias, que pasan de lunes a viernes trabajando, estudiando o atendiendo múltiples obligaciones.

A esto se suma el tiempo y el esfuerzo que implica atender cada día a sus padres o abuelos en edad avanzada.

El fin de semana es el único tiempo en que estas familias pueden disfrutar de un descanso o hacer actividades diferentes a su rutina diaria.

servicio externo fin de semana

Por tal razón, muchas familias contratan cuidadoras de adultos mayores en fin de semana, que atienden a sus miembros más vulnerables y les deja tiempo a ellas para hacer otras cosas.

En SoliHogar queremos explicar las funciones de una cuidadora de adultos mayores en fin de semana y su utilidad para una familia y sus miembros en edad avanzada.

 

Características de un cuidador de personas mayores de fin de semana

El cuidador de personas mayores en fines de semana cumple las mismas funciones básicas que uno contratado a tiempo completo.

Sus servicios pueden ser requeridos todos los fines de semana del mes, cada quince días, e incluso una sola vez al mes, según las necesidades.

En España la casi totalidad de las personas que se dedican al oficio de cuidar adultos mayores a domicilio son mujeres.

La principal ventaja de contratar a una mujer como cuidadora de adultos mayores es su excelente capacidad para ganar la confianza del anciano.

Esta confianza es un elemento clave para consolidar un lazo de cooperación entre la cuidadora y el adulto atendido, lo que beneficia a ambas partes.

Hay que recordar que muchas personas de edad avanzada pueden presentar comportamiento inquieto o agresivo debido al deterioro mental o físico que sufren.

Esto no significa que no hayan cuidadores capaces de dar una atención especial y un cuidado cariñoso a las personas a su cargo.

¿Cómo se debe relacionar la familia con la cuidadora de adultos mayores?

Las familias suelen ser muy exigentes con el trabajo que realizan quienes se encargan de cuidar a sus mayores o a sus familiares en situación de discapacidad. 

Por tal razón, se debe establecer desde el principio una relación clara y sincera  entre ambas partes, con el objetivo final de darle la mejor atención y cuidado al adulto mayor.

En primer lugar se debe construir una comunicación en términos amistosos y respetuosos con la cuidadora de adultos mayores.

Se le debe explicar las necesidades particulares de la persona que debe cuidar, así como las tareas que se espera que ejecute durante el fin de semana, para evitar malos entendidos.

Es importante introducir adecuadamente al adulto mayor con su cuidadora, ya que al principio la verá como una extraña que está interrumpiendo su rutina.

En este caso el objetivo es lograr que la acepte como alguien que estará allí para ayudarle.

Un aspecto importante de la contratación de una cuidadora de adultos mayores de fin de semana es que la familia no debe olvidar su responsabilidad a la hora de seleccionar una candidata.

Al respecto, se aconseja en primer lugar identificar las necesidades reales del adulto mayor y contratar a una cuidadora debidamente cualificada en el manejo de las mismas.

Por ejemplo, no es igual el cuidado de un adulto con problemas de movilidad que uno con problemas mentales u otro bajo medicación por enfermedades avanzadas.

Además, los familiares deben hacer un seguimiento continuo del trabajo de la cuidadora y manifestar cualquier observación a tiempo, siempre en tono amable y directo.

¿Cuánto cobra una cuidadora de adultos mayores de fin de semana?

servicio externo fin de semana para cuidado de personas mayoresLos honorarios de una cuidadora de adultos mayores no están regulados por ley.

Generalmente estos salarios se establecen por acuerdos entre el gremio de las cuidadoras y las agencias de empleo que las seleccionan y ponen a disposición de las familias.

También influyen la demanda del mercado y la ubicación de la residencia de la familia contratante, es decir, si vive en una gran ciudad o en una pequeña población de alguna provincia.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid el salario de un profesional en el cuidado de personas mayores puede comenzar en los 80 euros por fin de semana.

Este coste aumentará en función de las horas contratadas, ubicación de la vivienda y si debe atender a más de un adulto, por ejemplo, un matrimonio mayor a la vez.

Con respecto a las horas contratadas, se suelen firmar contratos para trabajar los sábados o domingos durante todo el día.

Otro contrato muy solicitado es para trabajar desde la mañana del sábado hasta la noche del domingo, durmiendo en la vivienda de la familia contratante.

Sin embargo, también puede ser contratada para trabajar solo durante el día, tanto el sábado como el domingo.

Muchas agencias pueden suscribir contratos por horas a solicitud del cliente, que podrían incluir unas 4 horas en las tardes o noches, o a primera hora de la mañana.

Lo más importante, es que siempre hay formas de distribuir el tiempo, para darle una atención óptima al anciano en las tareas que más urgen a la familia los fines de semana

× ¿Necesitas ayuda?