+34 96 577 77 52 - +34 699 021 346 info@solihogar.com

Cuando estamos en invierno, una de las cosas que más queremos sentir es un calor acogedor en casa. Muchas personas optan por comprar un radiador de aceite para realizar este trabajo. 

Pero, antes de adentrarte a comprar un radiador de aceite, debes conocer las ventajas y desventajas de este tipo de calentadores, además de cómo es el funcionamiento de estos.

¿Cómo funciona un radiador de aceite?

El radiador de aceite comienza a funcionar fácilmente una vez se ha conectado mediante su enchufe a una corriente eléctrica. El calentador funciona a través de un proceso llamado calentamiento de fluido térmico.

El fluido se distribuye uniformemente por todo el radiador haciendo que el metal tome una temperatura cálida y transporte el calor resultante por toda la habitación.

La habitación se calienta por convección natural, puesto que el aire siempre va a chocar con el metal del radiador y se convertirá en aire caliente.

¿Cuáles son las ventajas de los radiadores de aceite?

Existe la falsa creencia que los radiadores de aceite consumen menos energía que los radiadores eléctricos o convencionales. Lo cierto es que consumen lo mismo energéticamente hablando, solo que el radiador de aceite conserva y transmite calor incluso un tiempo después de haberse apagado.

Por esta razón, los radiadores de aceite ayudan a reducir el consumo eléctrico y son considerados ahorradores de dinero. Otra ventaja que poseen este tipo de radiadores es que se apagan automáticamente una vez la habitación haya alcanzado una temperatura estable.

Así mismo, los radiadores de aceite son más económicos que otros tipos de calentadores, como los de calor azul. Además, no emiten ruidos molestos, son cómodos, poseen ruedas para llevarlos a cualquier habitación o también pueden ser colgados en la pared.

Poseen un termostato y un sistema de programación, por si deseas despertar y que la temperatura esté cálida o para antes de llegar a casa. 

No necesitan de mantenimiento salvo la limpieza habitual.

radiador de aceite

¿Cuáles son las desventajas de los radiadores de aceite? 

Son muy lentos para empezar a emitir el calor. Estos radiadores tienen una salida de calor de 1,5 a 3 KW, así que para comenzar a sentir el calor deberás esperar un buen rato. 

Por otra parte, a pesar de que lo apagues cada cierto tiempo, gastan mucha energía sino son de calidad, por lo que lo notarás en la factura de luz. 

Ocupan un gran espacio al momento de guardarlos, lo que podría llegar a ser algo incómodo si la casa es pequeña. 

Estos radiadores de aceite funcionan más como un apoyo para zonas de la casa más localizadas.

¿Cuál es la diferencia entre radiadores de aceite y radiadores eléctricos?

Los calentadores eléctricos se caracterizan por usar un ventilador que arroja el aire caliente hacia afuera. En cambio, los radiadores de aceite utilizan un sistema de fluido que concentra el calor en unos compartimentos del radiador, haciendo que el calor se transmita por la habitación en forma de convección.

Por otro lado, los radiadores eléctricos comienzan a dar calor al momento de ser encendidos, a diferencia de los radiadores de aceite que tardan un tiempo.

Los radiadores eléctricos dejan de expulsar calor una vez son apagados, mientras que los de aceite pueden seguir transmitiendo calor durante 45 minutos o una hora luego de apagados.

Durante el invierno es muy importante tener un calentador que se amolde a tu hogar, a tu bolsillo y a tus necesidades, esperamos que con estos consejos puedas elegir el que mejor te convenga. 

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
× ¿Necesitas ayuda?